El animal print ha vuelto y es más arriesgado que nunca Quizá sea justo decir que el animal print, especialmente el leopardo, nunca se va del todo. Lo que sí podemos afirmar es que para el otoño/invierno 2018-19 vuelve de maneras inesperadas. Nada de botines, ahora se lleva por todo lo alto -literalmente- en botas de caña. En el street style ya hay algunas alumnas aventajadas que se han aventurado con ellas, pero también las vimos en los desfiles de Michael Kors Collection y Gareth Pugh en su versión más clásica de leopardo y reinventadas en Balenciaga en color azul y también con estampado de cebra, al igual que en Halpern. Otra opción es hacer un all in y dar el salto del estampado animal al peluche.